GUÍA BÁSICA PARA COMPRAR TOCADISCOS Y PLATOS

Guía básica para comprar tocadiscos y platos

Desde hace unos años se viene imponiendo nuevamente la moda de escuchar vinilos. De hecho, en 2016 las ventas de vinilos superaron a las de CD y streaming, estando al nivel de ventas del año 1991. Algunas bandas musicales están experimentando también este cambio de tendencia, ya que venden más sus discos en vinilo que en cualquier otro formato.

Los vinilos tienen un sonido personal y particular que no puede conseguirse con otros formatos, pero para poder disfrutarlos en su máxima calidad, es necesario tener un buen tocadiscos o plato.

A continuación, daremos algunas recomendaciones a la hora de elegir un tocadiscos o quizás reparar tu antiguo equipo si este es de calidad y merece la pena recuperarlo.

Componentes importantes de un tocadiscos

  • Brazo: se encarga de que la aguja haga contacto con el vinilo. Es quizás el componente más importante ya que de él depende que el sonido sea el óptimo y que el vinilo sufra el menor desgaste posible ejerciendo sobre él un peso adecuado a la hora de reproducirlo. Existen brazos automáticos (suben y bajan por sí solos) y manuales.
  • Cápsula fonocaptora: está situada al final del brazo y contiene la aguja, que es la encargada de leer las ondas del vinilo. Para tener un equipo de una calidad decente, basta con adquirir una buena aguja y ponérsela a un tocadiscos de gama baja.
  • Base: es la plataforma que soporta el resto de componentes. Es recomendable que tenga pies de goma y cuanto más pesada sea, absorberá mejor las vibraciones y el plato tendrá más estabilidad. El material utilizado puede ser madera, plástico o metal. Existen de varios tipos: de tracción directa, de correa y de polea.
  • Plato: es el componente sobre el que descansa el vinilo. Gira gracias a un motor que suele tener una esterilla en su superficie para amortiguar las vibraciones. En cuanto a las velocidades, es habitual que pueda leer las 3 posibles del corte del disco (33, 45 o 78 rpm).

Gamas y Precios

  • Gama baja: podemos encontrar tocadiscos básicos por menos de 100€. Suelen pesar poco y tienen componentes automáticos de reproducción. Las marcas que destacan en este rango de precios son Auna, Camry y Crosley.
  • Gama media: en esta gama podemos encontrar tocadiscos de muy buena relación calidad-precio. Cuentan con las características necesarias para reproducir cualquier tipo de disco. Suelen tener brazos manuales y mecanismos estabilizadores más sofisticados que los de gama baja. Estamos hablando de equipos entre 100 y 300€ de precio. En este espectro de precios destacan marcas como Pioneer, Marantz, TEAC, Sony y Denon.
  • Gama alta: son equipos con un precio por encima de los 300€. en esta gama obtendremos la máxima calidad posible de nuestros vinilos, con acabados y componentes de primera calidad. Suelen tener el motor fuera del chasis para evitar las vibraciones. Los fabricantes que destacan aquí son Audio-Technica, Pro-jet, Thorens y Music Hall.

Recuperar una vieja joya

Como recomendación final antes de comprar, si dispones de un tocadiscos antiguo en casa que no funciona o crees que ha perdido calidad de sonido, recomendamos que te informes sobre la calidad del modelo, por si resulta ser tan bueno que merezca la pena repararlo antes que comprar uno nuevo.

Si tienes en casa algún equipo que quieras recuperar, en nuestro servicio técnico te asesoraremos sobre la conveniencia de su reparación elaborando un presupuesto gratuito.

15 octubre, 2018|Destacadas, Sonido|